Las plantas medicinales ayudan a superar la vuelta a la rutina

Los preparados farmacéuticos de origen natural como la jalea real o la rhodiola pueden ayudar a combatir el cansancio o la ansiedad asociados a la vuelta a la rutina después de las vacaciones estivales, según el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO). “El regreso al trabajo o al colegio conlleva un proceso de adaptación tanto físico como psicológico de nuestro organismo, por lo que es aconsejable tomar una serie de medidas antes y durante los primeros quince días al menos, para llevarlo lo mejor posible”, indica el doctor Alberto Sacristán, especialista en medicina familiar y miembro de la junta directiva de INFITO.

La vuelta a la rutina tras las vacaciones de verano, en las que suele desaparecer el estrés, hay mayor relajación y no hay horarios, “ocasiona en muchas personas síntomas de cansancio, fatiga, abatimiento, apatía, falta de concentración y energía, insomnio o incluso ansiedad”, asegura el doctor Sacristán. Entre sus recomendaciones para combatir todos ellos se encuentran “adaptarse poco a poco a los cambios de hábitos, tanto de alimentación como de horarios, no hacerlo todo de golpe y tampoco pensar en las próximas vacaciones, pues esto acrecentará la nostalgia y la tristeza y hará más difícil la vuelta”.